gran canaria

Conoce y disfruta de todos los beneficios que trivago Gran Canaria te oferta

Esta isla cuenta con uno de los puertos más importantes del país y el continente, una capital metropolitana y un sector turístico muy amplio, con aproximadamente 3 millones de visitantes. Los lugares para visitar son muy variados, ofreciendo todo tipo de actividades para hacer de tu estadía la mejor de todas.

Trivago Gran Canaria te permite reservar en excelentes hoteles

gran-canaria-maspalomas

  • Hotel Elba Vecindario Aeropuerto. Se encuentra entre los mejores valorados en la página de trivago Gran Canaria, ofreciéndote una reservación por un precio de 95$. Ubicado en la ciudad de Las Palmas, sus habitaciones son cálidas, espaciosas y se ajustan a cualquier tipo de huésped.
  • Hotel Santa Catalina. Reserva una habitación a través de trivago Gran Canaria desde 145$ para disfrutar de una experiencia 5 estrellas. Su ubicación lo dota de hermosas vistas y cercanía al Paseo Marítimo, con habitaciones de estilo señorial pero muy elegante.
  • Hotel Radisson Blu Resort Gran Canaria. Te permite aprovechar las vistas de la isla y tener la comodidad que deseas con servicios muy atentos. Trivago Gran Canaria te ofrece la reservación de una habitación por 344$.

Los rincones más recomendados para visitar mientras te alojas en tu hotel de elección en trivago Gran Canaria

gran-canaria

  • Playa de las Canteras. Se puede disfrutar del agua cristalina y la arena dorada, ya sea caminando por el Paseo Marítimo o disfrutando de la playa en la zona familiar. También puede encontrarse un lugar perfecto para practicar deportes acuáticos y de playa.
  • Dunas de Maspalomas. Forman parte de la Reserva Natural Especial, de trata de grandes formaciones de arena que cambian de tamaño y forma con el paso del viento. Se puede observar la puesta de sol y caminar desde la Playa del Inglés hasta el Barranco de Fataga.
  • Bufadero de la Garita. Se trata de un espectáculo de la naturaleza, donde el agua fluye, llenando lo que parecen ser oquedades en dos rocas, a tal velocidad que es recomendable no meterse dentro, pero sí causa un placer visual para el turista.